Pages Menu
FacebookTwitter

Posted on Ago 11, 2012 in Juegos Olímpicos | 0 comments

¡Sí se PUDO!

Mexico hace historia en Wembley al vencer 2-1 a Brasil, colgándose el Oro Olímpico.

Lo que inició como un sueño aquel lejano 26 de Julio, luego de 570 minutos de lucha, sacrificio y buen fútbol, concluye como una contundente REALIDAD, con la obtención de la máxima condecoración del deporte Olímpico. México se erige como Campeón, y dignos ganadores de la Medalla de Oro. Que mejor escenario, vencer en la Gran Final al histórico Brasil, en el mítico estadio de Wembley.

A lo largo de la semana, las dudas, incertidumbres y titubeos hicieron su aparición; sin embargo, el temple, carácter y osadía de 18 guerreros, rubricaron con el triunfo, un torneo que ofreció de todo.

Oribe Peralta, abrió el marcador a escasos segundos de iniciado el cotejo, aprovechando la distracción de la zaga, quienes no se percataban que la Final, estaba en marcha. El 1-0 dio la confianza suficiente al Tri, permitiéndole manejar el encuentro. Llegaría así con la ventaja parcial el descanso del medio tiempo. México se encontraba a 45′ de cristalizar el sueño.

El complemento inició como debe jugarse una Final. Brasil acometió desde el inicio, buscando el gol del empate, que le diera la tranquilidad necesaria, y mostrar su ‘magia’; sin embargo, cabe mencionar que para los amazónicos, con tan laureado historial, el no haber obtenido la presea dorada en los Olímpicos, se ha convertido en una jettatura. Factor extra, para las múltiples exigencias del ‘Scratch‘.

Con un férreo manejo defensivo, México soportó los peligrosos embates de Brasil. A pesar de ello, los jóvenes aztecas, mostrando gran oficio, no desesperaron y al 75′ por conducto del héroe nacional, Oribe Peralta en certero cabezazo, marca el 2-0 histórico, derrumbando las esperanzas brasileñas, concretando lo que para muchos era imposible. Brasil sin bajar los brazos, ya en tiempo suplementario, marcaría por conducto de Hulk el descuento, para dejar la pizarra con el 2-1 definitivo.

Con el resultado, México logra en su primera Final disputada en Juegos Olímpicos, lo que pocos creían posible; el carácter y gran mentalidad mostrada, lograron derrumbar un mito, que cada día pesa menos. El resultado en sí, es importante; sin embargo, mayor relevancia tiene el impacto que deja en las nuevas generaciones, que se han empezado a acostumbrar, a ver a un México Campeón.

Enhorabuena a los 18 jugadores y cuerpo técnico ¡Felicidades Campeones, Sí se PUDO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *