Pages Menu
FacebookTwitter

Posted on Sep 2, 2012 in Fútbol Español | 0 comments

NO al Sevilla, ¿Terquedad o Estupidez, de Jonathan Dos Santos?

Jonathan Dos Santos se pronunció por el NO, a la posibilidad de jugar con el Sevilla.

Luego de que el actual técnico del Barcelona, Tito Vilanova, le manifestara al menor de los Dos Santos, que no entra en planes para la temporada que recién comienza, la entidad culé buscó colocarle en otro club. El Sevilla levantó la mano, haciendo público el interés por Jonathan.

Ambas instituciones acordaron rápido el préstamo. Lo único faltante, la anuencia del jugador. Y ¿Cual va siendo la sorpresa? Mr. Jonathan no accedió. A pesar, de que abiertamente, Vilanova le hizo saber, que no tendrá participación alguna. Si algo afecta a un jugador, es la falta de actividad. Lo lamentable del asunto es que la ventana de oportunidades, cada vez se estrecha mas, y Jonathan parece no percatarse.

Siendo formado desde las categorías infantiles. Con más de diez años en la institución. Y no haber podido consolidarse en la misma. Es reflejo evidente, de no tener cabida, en la entidad blaugrana, al menos, por ahora. La oportunidad en el Sevilla, era la mejor opción. Muchas veces un jugador, requiere mostrarse en otro club; tomar ritmo; despejarse; y porque no, llamar la atención de algún otro equipo. Sin embargo, la reticencia de Jonathan, de abandonar al Barça, a sabiendas de la inactividad, ofende.

Es la segunda mala decisión, que toma en menos de 2 meses. Primero el rechazo a formar parte de la selección Olímpica, so pretexto de hacer la pretemporada con Barcelona, y ganarse un lugar. Y ahora, la torpeza -por decir lo menos- de preferir parar, al menos 6 meses, por la obsesión de permanecer en el cuadro culé. Ni logró hacerse de un puesto en la plantilla del cuadro catalán, ni la proyección que seguramente tendría de haber formado parte del Campeón Olimpico. ¿Terquedad o Estupidez? Cuando lo que mas necesita un jugador, es tener actividad; y lo que elige es parar… la respuesta, es mas que obvia.

Ojalá, la inactividad no le pese; sin embargo, la historia nos demuestra lo contrario. Ejemplo claro, Carlos Vela. Desde que emigró a la Real Sociedad, poco a poco retomó ritmo, por el simple hecho de jugar. De haber permanecido en el Arsenal, seguiría atrofiándose. Ahora, es titular y parece, por fin, empezar a consolidarse. Ese es el espejo, en el que Jonathan, tendría que asomarse.

En fin, algún día lo entenderá, esperemos no sea demasiado tarde. El tiempo, sigue su marcha, y no espera a nadie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *