Pages Menu
FacebookTwitter

Posted on Sep 5, 2012 in NFL | 0 comments

Dallas Cowboys, inicia ‘El Camino’…

La emblemática organización texana de Cowboys, inicia -una vez más- el largo camino rumbo a la tierra prometida. ¿Lo lograrán? Primera parada, Giants.

En la inauguración de la temporada 93, de la NFL, la escuadra de Vaqueros de Dallas, inicia su participación, enfrentando a quien se ha convertido en temporadas recientes, en su némesis, los Gigantes de Nueva York. El sitio, el bello estadio MetLife de la metrópoli neoyorquina.

Tras la mediocre campaña del 2011 (8-8), que terminara con la eliminación ante sus vecinos del Este de la Nacional, no se hicieron esperar los cuestionamientos sobre la carencia de liderazgo del guía a la ofensiva; nos referimos desde luego a Tony Romo. Quien en su séptima campaña al frente de la escuadra texana, y a pesar de las buenas estadísticas en temporada regular, tiene foja de 1 victoria, por 3 derrotas en postemporada.

A ello, hay que sumarle, la poca solvencia en la línea ofensiva, que si bien, han tratado de solidificarla, con la selección el año pasado del tacle de USC, Tyron Smith, sigue pagando el noviciado. El otro tacle, Doug Free, cumple con su función, pero nada más. La movilidad de Romo, oculta las verdaderas deficiencias de la línea, alargando las jugadas, ganando tiempo para completar sus envíos.

Sin embargo, esa misma tendencia de querer generar la jugada grande siempre, propició su lesión en el hombro, hace un par de campañas; así como la lesión en las costillas ante San Franciso en la fecha 2, del 2011. Dallas no se puede dar el lujo de perder la productividad de Romo; Vaqueros llegará tan lejos, como los lleve su QB; sin embargo, requiere ayuda, tanto en protección de la línea ofensiva, como productividad del ataque terrestre.

Dallas cuenta con un buen ‘backfield’, sus RB’s DeMarco Murray y Felix Jones, son productivos. Cuando están sanos. Lo mismo ocurre con sus receptores y el ala cerrada. Witten es un TE élite, sin embargo la lesión ante Raiders, en el bazo, le tiene marginado de los emparrillados, y en duda para ésta noche. Miles Austin, es de cristal, y Dez Bryant. Mucho talento. Pocas neuronas, sus indisciplinas pueden afectar al equipo.

Defensivamente, Dallas no tiene problemas. El punto vulnerable era la secundaria y ‘parece’ lo han resuelto. La contratación de Brandon Carr en la agencia libre, así como la selección de Morris Claiborne, deben solidificar el punto débil de ese sector del campo.

En resúmen, Dallas llegará tan lejos, como los lleve Romo. Cierto, requiere protección y balance; sin embargo, veremos si ha alcanzado la madurez suficiente, de cuando prolongar una jugada, y cuando tragarse el balón, y/o evitar la captura.

Difícil camino, pero Dallas cuenta con equipo, veremos…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *