Pages Menu
FacebookTwitter

Posted on Ene 9, 2014 in Uncategorized | 0 comments

Los “europeos” desconocidos

Los “europeos” desconocidos

Por ahí, en algunos rincones del mundo hay un futbol, más sencillo, sin reflectores, jugadores que sueñan con llegar a ser un Carlos Vela o un “Chicharito” Hernández, otros que anhelan jugar en el Azteca aunque solo sea un partido, o llegar al Tricolor y compartir el vestidor junto a sus ídolos.

Y es que existen jugadores que se fueron de México en busca de una oportunidad y dar el salto hacia la grandeza en el balompié, algunos ni siquiera tienen equipo e incluso estudian o trabajan para ganarse la vida.

Finlandia, Turquía, Suecia, Croacia o España, son los destinos de estos jugadores que pelean por alguna oportunidad en equipos modestos, fuera de casa, a la cual esperan regresar algún día convertidos en estrellas del futbol de nuestro país.

Aproximadamente 51 elementos nacidos en México militan en diferentes ligas alrededor del mundo, pocos en Primera División y otros más, como los que presentaremos, en busca de una oportunidad con mucha garra y corazón por el deporte de sus amores.

Ramón Lujano

Portero, actualmente no tiene equipo, pero a sus 22 años cuenta con un largo currículum en Holanda. Incluso ya debutó en la Eredivisie, Primera División Holandesa.

Jugó en el Ado Den Haag y en inferiores del Ajax. Su naturaleza mexicana fue de nacimiento, su madre es holandesa y su padre mexicano. Ha reconocido que su gran sueño es jugar un Mundial con la Selección Mexicana.

Yonathan Mora

Yonathan es un autentico amante del futbol. Su ilusión es demostrar su talento y luchar por ser uno de los pocos arqueros que están en el viejo continente.

Su travesía europea no ha sido fácil ya que la competencia es muy dura en las divisiones inferiores. En juega en el CD Dumboa de españa, un equipo guipuzcoano de la división regional, donde dice estar muy feliz.

Su gran sueño es jugar para un gran equipo y estar en la Selección Mexicana. Yonathan ha mencionado que no todos los jugadores tienen la oportunidad de demostrar que son también grandes incluso estando en una división inferior. “León Azteca Coco”, es como lo llaman, tiene un blog donde comparte con sus anécdotas e historias vividas en el mundo del futbol.

Emilio Oman Biyik

En Francia hay dos futbolistas más. Emilio Oman Biyik, hijo del legendario jugador del América y que disputó partidos en Sampdoria, Olimpique de Marsella y Puebla.

Otros de los mini  “cracks” es Gilberto Mendoza, jugador que “cruzó el charco” en busca de esa oportunidad que se le negó en México. Se adaptó rápido al fútbol en Francia, y aunque la competencia es dura, ya es su segundo año en el país galo, donde ha jugado en el Blois 41 de la quinta división. Actualmente milita en el Paris F.C. de la cuarta división nacional, donde llega a jugar partidos de Copa de ese país.

Francisco Lara

“Fran Mexi” llegó al principado de Asturias por motivos familiares, su mamá es de Veracruz y tras pasar unos días se quedaron a vivir. Ha jugado en diferentes categorías, Covadonga en la regional, Avilés en Tercera División y actualmente en el mismo Covadonga pero de la tercera categoría.

En México estuvo en inferiores de los Tiburones Rojos de Veracruz. Al igual que Martin Pérez, Francisco juega y estudia Ingeniería, muchos de estos “desconocidos”  lo hacen así, ya que la paga es muy poca en estos niveles.

Su máximo sueño es jugar en el Luis “Pirata” Fuente enfundado en la casaca del primer equipo de los escualos y ser parte de la Selección Nacional.

Martín Pérez Vázquez

España alberga muchas historias similares, la mayoría en la Tercera División. Una de ellas es la de Martín, quien nació en el D.F., y que tras pasar por Venezuela y México por el trabajo de sus padres, decidieron residir en un pueblo de Ourense llamado Faramontaos. Allí fueron sus inicios en las categorías de Cadetes en el Rivadavia, con el tiempo alcanzó categorías juveniles del Celta, en Segunda B y Tercera con el Ourense, y ahora en el Barbadas del tercer circuito. Rodeado de amigos y familia sueña con jugar en un equipo de mayor relevancia, aunque no olvida del todo su preparación como fisioterapeuta al haber terminado con sus estudios en esta especialidad.

Como cualquier hispano-mexicano tiene el corazón dividido, y sueña con una final entre España y México en la Copa del Mundo.

Estas son algunas de las historias no tan llenas de suerte como las de Andrés Guardado, Reyes o Aquino, de futbolistas que se parten el alma en el día a día para poder conseguir una mejor oferta y tal vez ser vistos por el seleccionador en turno o algún visor de primera en México y dar ese salto importante, quizá portarían con más actitud la casaca nacional que algunos profesionales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *